Tipos de Fotosíntesis

Se pueden diferenciar dos modalidades de fotosíntesis

La fotosíntesis oxígenica o fotolitótrofa


La fotosíntesis oxigénica es la modalidad de fotosíntesis en la que el agua es el donante primario de electrones, liberando oxígeno a la atmosfera (02) como subproducto. Esta modalidad metabólica es propia de las cianobacterias de los diversos tipos de cianelas y plastos que se observan en las algas y en las plantas.

aire03.jpg
6 C02 + 6 H20 + 686 kcal/mol > C6H1206 + 6 02

Este tipo de fotosíntesis es más especializada que el segundo tipo ya que tiene 2 fotosístemas, diferentes tipos de clorofilas y sistemas que ayudan a la fotosíntesis.


La fotosíntesis anoxigénica o foto-organotrofa


La fotosíntesis anoxigénica se da en los organismos que utiliza la energía de la luz del sol, dióxido de carbono (sustrato a reducir) y sulfuro de hidrógeno (en lugar del agua) como dador de electrones que se oxida, se fabrican glúcidos y se libera azufre a el medio acuoso donde habitan o se aloja en el interior de la bacteria.

cianobacterias.jpg


2H2S + C02 —> [CH20] + H20 + 2 S


Otra característica es que los organismos fotosinteticos anoxigénicos contienen bacterioclorofila, un tipo de clorofila exclusiva de los foto-organotrofos, usan longitudes de onda de luz que no son absorbidas por las plantas. Estas bacterias contienen también carotenoides, pigmentos encargados de la absorción de la energía de la luz y posterior transmisión a la bacterioclorofila. El color de estos pigmentos dan el nombre a estas bacterias: bacterias púrpuras del azufre y bacterias verdes del azufre. En las cianobacterias los pigmentos captadores de luz son las ficobilinas, por lo tanto se les nombra, bacterias azules.


En las bacterias sólo existe un fotosistema, de tal manera que la energía absorbida de la luz se utiliza para transportar un electrón desde la bacterioclorofila a la cadena de transporte de electrones que finalmente cede el electrón a la misma bacterioclofila. En esta cadena de transporte de electrones se genera la energía necesaria para sintetizar ATP. No existiendo la reducción de NADP+ a NADPH Esta reducción se lleva a cabo mediante transporte inverso de electrones gracias a los electrones donados por el hidrógeno gaseoso (H2) o el sulfuro de hidrógeno (H2S).